La interpretación es la base para el trabajo de toda actriz y actor. En la historia de las artes escénicas se han desarrollado variados estilos y técnicas de actuación, aplicables a diferentes lenguajes y formatos de representación. En la actualidad se siguen realizando laboratorios e investigaciones en torno al trabajo del intérprete y la fusión con otras artes. En nuestra escuela de teatro musical somos conscientes de todas estas vertientes. Situación que nos ha llevado a elaborar un programa de formación, conectado con el resto de las asignaturas impartidas en la escuela; y acorde con el amplio campo del quehacer actoral. Buscamos entregar a nuestros estudiantes las herramientas que les permitan asumir cualquier proceso actoral, independiente del formato, ya sea para el teatro musical, el cine, la televisión, teatro de cámara, teatro off, conciertos y cualquier situación espectacular.
La asignatura troncal de interpretación se subdivide en tres áreas: entrenamiento físico, entrenamiento actoral y análisis del texto y del personaje.
La asignatura se imparte en clases de 2 horas, dos veces por semana, durante los 3 años del módulo profesional. En cada uno de los trimestres, las subáreas se suceden y entrelazan, abarcando conocimientos y competencias de forma ascendente. Además, durante todo el ciclo formativo, se incluyen asignaturas complementarias y talleres que vienen a nutrir la formación de nuestros intérpretes.
La evaluación es continua. Al finalizar cada trimestre existirá una valoración por parte del docente responsable de la asignatura. Además, existe la posibilidad de una segunda valoración realizada por miembros del cuerpo docente de la escuela en relación con los objetivos específicos del trimestre. El trabajo realizado durante el trimestre se compartirá a la comunidad en una clase abierta, muestra o espectáculo al final de cada proceso.
Es indispensable la asistencia a clases regularmente, así como la participación en las muestras de fin de trimestre o de fin de curso que la escuela realice.
Es necesario cumplir los objetivos para avanzar en el ciclo formativo.
En el área de interpretación hemos entendido que hay tres procesos en el conocimiento del actor.
El conocimiento de su cuerpo y los signos que le pertenecen
El conocimiento de los signos entre lo emocional y la experiencia.
El conocimiento intelectual que debe poseer el actor.
Contexto que a derivado en la subdivisión del área de interpretación, en el afán de abarcar estas temáticas específicas poniendo especial acento en la retroalimentación entre estas.
Durante los tres años de formación los estudiantes recibirán las herramientas correspondientes a:
-Entrenamiento físico: el actor como atleta de la escena.
Conocimiento del cuerpo y sus posibilidades expresivas. El movimiento y su aplicación a la escena. Tonicidad muscular. Cuerpo y espacio. Trabajo con máscara neutra y larvaria.
-Entrenamiento actoral: el actor se prepara para la escena.
Recorrido práctico por las principales poéticas y estilos actorales del siglo 20: realista, épico, de la crueldad, pobre y posdramático.
-Análisis del texto y del personaje.
La tragedia griega. Conocimiento de autores y textos del barroco español y europeo. Principales autores del siglo XIX y XX. Análisis del texto, la escena, los objetivos y los personajes.
Cada año de formación se desarrolla con relación a una temática particular, la cual se profundiza y complementa en los tres trimestres.
– Experimentación de las posibilidades corporales y el dominio de las capacidades físicas. Trabajo de máscara.
– Entrenamiento actoral a partir del realismo stanislavskiano y el teatro pobre de Grotowski.
– Trabajo teórico práctico con la tragedia griega. Luego, con autores como Lope de Vega, Tirso de Molina, Shakespeare, etc.
– Investigación del movimiento y gesto aplicado a la escena. Cuerpo poético lecoquiano y chejoviano para la creación de personajes.
– Entrenamiento actoral a partir del teatro épico brechtiano y el teatro de la crueldad de Artaud.
– Trabajo de comprensión, análisis y creación de escenas a partir de la dramaturgia de Chejov, Ibsen, Lorca, Pinter, Koltès, etc.
Al finalizar este segundo año de formación se desarrollará un proceso de creación y materialización de una pieza de teatro musical, dirigido por un especialista en la materia.
Durante todo el último año las estudiantes trabajarán con un especialista de interpretación para teatro musical.
– El primer trimestre se ahondará en la construcción de los personajes que serán parte de la obra de Teatro Musical elegida.
– El segundo trimestre se profundiza en las escenas y el sistema de relaciones de la obra en construcción.
– El tercer y último trimestre, se trabaja en la puesta en escena final de la obra, poniendo especial énfasis en su relación espectacular. La obra se mostrará en el escenario profesional de un Teatro o un Centro Cultural.

Durante los tres años de formación existe

una constante intervención y diálogo

con las áreas de canto y danza.

Escenario que se incrementa en el último año

a causa de la especialización de Teatro Musical.